​6 maneras​ ​poco​ ​ortodoxas​ ​de​ ​abrir​ ​una​ ​botella​ ​de​ ​vino

Seguro​ ​que​ ​alguna​ ​vez​ ​has​ ​tenido​ ​vasos,​ ​vino,​ ​​ ​algo​ ​por​ ​lo​ ​que​ ​brindar…​ ​y​ ​nada​ ​con​ ​lo​ ​que​ ​abrir​ ​la​ ​botella.  Pues​ ​a​ ​falta​ ​de​ ​sacacorchos,​ ​te​ ​traemos​ ​estas​ ​6​ ​formas​ ​de​ ​abrir botellas

Imagínate. Tú en una comida botella de vino en mano, tus amigos alrededor, algo por lo que brindar… y nada con lo que abrir el maldito recipiente.

A todos nos ha pasado, ¿verdad?

Sea en una cena, antes de salir de fiesta – porque tus amigos siguen sin entender que a ti el vodka a palo seco no te va -, en casa de tus padres o en las fiestas de tu pueblo. No hay nada más frustrante que querer beberse una copita y que el maldito corcho te lo impida.

Por eso, aquí te traemos 6 maneras poco ortodoxas de abrir una botella de vino.

Para que no te quedes sin brindar por culpa de un sacacorchos ausente.

– Con un zapato –

El método más conocido y seguramente uno de los más fáciles. Tan fácil como quitarte el zapato y meter la botella dentro.

Se debe golpear la suela contra la pared suavemente para que la fuerza del impacto se transmita al vidrio, que a la vez hará que la mínima cantidad de aire que queda dentro empuje, golpe a golpe, el corcho hacia fuera. Cuando veas que es posible, tira de él con la mano y ¡voilà!

– Con un cepillo de dientes –

Si estamos en casa, la manera más fácil es coger un cepillo de dientes. Sí, sí, con eso basta.

El método no podría ser más sencillo: simplemente se debe posar la parte inferior del cepillo encima del corcho y empujar hasta que caiga dentro de la botella. Con un poco de fuerza y algo de paciencia basta.

Debemos aclarar que no es la mejor manera de abrir una botella de vino, ya que el corcho caerá en el líquido, pero si no tenemos otra opción y necesitamos brindar sí o sí, nada puede ser descartado.

– Con una llave –

¡Oye, las llaves no solo se utilizan para abrir puertas y colgar llaveros cutres!

Porque si las llaves ya son necesarias, ahora también serán un salvavidas. Sólo debes clavar una en el corcho diagonalmente y tirar hacia arriba. Cuidado, porque debes sujetar el cuello de la botella y tirar girando hasta que salga el corcho.

– Con un cuchillo –

Con este método se debe tener cuidaditoque al fin y al cabo lo que tendremos en la mano será un cuchillo. No le queremos sacar un ojo a nadie.

Tendremos que clavar el cuchillo en cuestión hasta la mitad del corcho, sin atravesarlo del todo para que no caigan restos en el vino. Una vez dentro, lo tenemos que girar muy despacio para no cargárnoslo. Cuando lo consigas puedes estar contento porque lo más difícil ya estará hecho. Después, como con las llaves, sólo tienes que girar y tirar.

– Con tornillo y destornillador –

No nos alarmemos. Parece muy complicado, pero no lo es. De hecho, es uno de los más fáciles.

El método consiste en atornillar un tornillo – valga la redundancia – en el centro del corcho y, una vez fijado del todo, engancharlo con unos alicates. Después tendremos que tirar y ¡a disfrutar de nuestro brindis!

– Con un soplete –

Aquí ya nos vamos a volver un poco locos.

Sabemos que no todo el mundo tiene un soplete en casa (de hecho, ¿se puede saber quién tiene un soplete en casa?), pero es un buen método para dejar flipando al personal.

El tema va de calentar el cuello de la botella para que el calor aumente y, debido a la presión, el corcho salga por sí solo. Sobre todo, protégete las manos porque la cosa quema.

Fuente:

https://www.playgroundmag.net/studio/con_vino/-6-maneras-poco-ortodoxas-de-abrir-una-botella-de-vino_1_23378724.html

Autora: NADIA ELGABU

1 Comment on "​6 maneras​ ​poco​ ​ortodoxas​ ​de​ ​abrir​ ​una​ ​botella​ ​de​ ​vino"

  1. Tengo que decir que la de la llave y la del cuchillo las conocía, el resto realmente me quedé sorprendida!

Deja un comentario.