Bodega Marco Abella

El Mejor Vino del mundo, Clos Abella

Cuando se habla de vino y de los lugares donde, por cultura, tradición o capacidad económica, la gente debería entender, aunque no sea realmente así, nos vienen a la cabeza países como Francia, Italia, España, Portugal, Estados Unidos, Argentina, Chile, países productores donde la viña es un cultivo arraigado. Generalmente nadie piensa en China, y nos equivocamos.

China es un país donde viven 1.300.000.000 de personas y la segunda economía del mundo, un país que poco a poco ha ido abriéndose al mundo occidental y adoptando costumbres de este. Entre otras cosas, han empezado a importar la cultura del vino, primero importando botellas y des de hace algunas décadas, plantando viña. Tanto es así que, se está convirtiendo en un gran productor de vino y algunos de sus vinos empiezan a aparecer en los mejores rankings del mundo.

No es de extrañar que con semejante potencial y todo el interés que demuestran, las bodegas europeas y americanas intenten abrirse un hueco en ese mercado.

Como mercado especial que es, el mercado chino tiene sus propios rankings y publicaciones, y como mercado nuevo no está contaminado de tradiciones y costumbres.

El consumidor de vino Europeo de alta gama en China, acostumbra a ser una persona con alto poder adquisitivo, que entra en la cultura del vino por esnobismo, consumiendo las “vacas sagradas” europeas y americanas y que, poco a poco, el esnobismo deja paso al interés real y, finalmente, aprenden a valorar el vino como lo que es, cultura, trabajo y territorio.

No es de extrañar entonces, que la publicación vitivinícola más prestigiosa de China, Wine in China, puntúe los vinos sin los prejuicios que tenemos los europeos. En el año 2014, en la gala anual de la revista, se eligió al mejor vino del mundo de entre todos los que se habían lanzado al mercado ese año. El jurado lo componían 6 expertos chinos y 6 Master of wine de todo el mundo, 12 personas sobradas de conocimientos y, al menos 6, con unos conocimientos homologados en Europa. Pues en dicha gala, decidieron que el mejor vino del mundo 2014 era, ni más ni menos, que el Vino de Olivia y David, el vino de dos enamorados de su tierra que lo habían dejado todo para dedicarse a hacer vino, una Abogada de carrera prometedora y un Ingeniero en telecomunicaciones gerente de una imprenta con 150 trabajadores, dos aventureros del vino, los propietarios de la Bodega Marco Abella triunfaban con su Clos Abella.

Olivia y David son una pareja que, cansados de la vida en la Urbe, de un éxito laboral y personal que no les llenaba, decidieron dejarlo todo y volver al pueblo de donde los abuelos de David habían marchado después de más de 500 años de vivir el él, a Porrera, en la comarca del Priorat (Tarragona).

Empezaron recuperando las viñas que la familia aún conservaba y vendiendo la uva a la cooperativa del pueblo, hasta que un día se atrevieron a alquilar un trozo de bodega y hacer su propio vino, el primer Clos Abella. Y gustó tanto, que se lanzaron a construir su propia bodega y hacer sus propios vinos.
Actualmente Marco Abella posee 30 Ha de viña, todas ellas situadas en Porrera, repartidas en las partes más altas de los 6 picos que rodean al municipio. Las trabajan siguiendo los principios de la agricultura ecológica, y las más cercanas a la bodega, son biodinámicas. El Vino es uva y esta debe ser 100% sana y saludable para obtener un buen vino.

Sus vinos, el Òlbia blanco, el Clos Loidana, el Mas Mallola, el Roca Roja y el Clos abella, se elaboran con variedades autóctonas de la zona, esencialmente, en los tintos, Garnacha y Samsó (Cariñena), con pequeñas aportaciones de Cabernet Sauvignon y de Syrah. Esto no es capricho, las variedades propias de cada zona, son las mejor adaptadas al terreno y al clima y, por lo tanto, las que dan menos problemas y las que mejor muestran la esencia y el carácter del terreno y de la bodega.

Que elijan algo que haces tú, como lo mejor del mundo, es una alegría y un honor que puede subirte los humos o, como en el caso de Olivia y David, cargarte de responsabilidad para seguir trabajando duro para que la notoriedad que te da el galardón, esté justificada y conseguir llegar todavía a más gente.
Marco Abella es una bodega ejemplo del trabajo bien hecho, del esmero y la constancia, una bodega que sabe transmitir la esencia de la tierra y de quien lo elabora a su vino.

About the Author

WineisVino
www.wineisvino.com es una tienda online de vinos, licores, destilados y cervezas artesanas con un servicio y atención personalizados, y grandes precios

Se el primero en comentar en "Bodega Marco Abella"

Deja un comentario.