Castell del Remei recupera su tradicional vinagre con el clásico etiquetaje del siglo XX


La bodega escribe la historia gastronómica de Catalunya, de gran importancia en la región, y este vinagre procede de una solera del año 1.800.

Vestigios históricos demuestran que se elabora vino en el enclave de la bodega desde la época de los romanos, datando de 1780 los primeros indicios de elaboración de vino en el molino de la propiedad.

Castell del Remei fue la primera bodega catalana en elaborar vinos finos de crianza y la primera en ser concebida como el chateâux bordelés.

5471_vinagre_yema_01

Penelles, noviembre 2019.- Castell del Remei recupera su tradicional vinagre yema puro vino con el clásico etiquetaje, el que lucían las botellas en el siglo XX, tras conseguir la medalla de oro en la Exposición Internacional de Barcelona en 1929. Castell del Remei escribe la historia gastronómica de Catalunya, de tanta importancia en la región, ya que el vinagre procede de una solera del año 1.800.

Su contribución a la gastronomía con su actividad vitícola procede a 1780, época de los romanos, ya que los primeros indicios de la elaboración de vino en el molino de la propiedad se remontan a esas fechas. Además, la bodega fue la primera bodega catalana en elaborar y etiquetar vinos finos de crianza y también la pionera en concebirse según el chateâu bordelés en Catalunya.

Vinagre yema puro vino de Castell del Remei es muy viejo y se elabora de forma natural con vino de “yema” de primera calidad, procedente de mosto flor, y envejecido en barricas de roble durante muchos años. De color cereza madura, desprende un aroma intenso y ligeramente afrutado con una acidez agradable al paladar. PVP: 15€.