Charla con J. Grau Viticultor

Los días 29, 30 de Abril y 1 de Mayo, durante la feria del vino de Falset (Priorat-Tarragona) tuvimos la oportunidad de asistir a la cata guiada organizada por la bodega J. Grau Viticultor, una bodega ubicada en el vecino pueblo de Marçà.

En esta cata, Josep ofreció tres de sus vinos más especiales, un blanco, un rosado y un tinto.

El blanco elegido fue una Garnacha blanca con fermentación y crianza posterior de nueve meses en Foudres de 2.000 l de roble austro-alemán.El Rosado era un vino edición limitada, el Regina, un cupaje de garnachas, 90% tinta y 10% blanca, procedentes de una misma finca con cepas de más de 90 años, fermentadas en barricas de roble austro-alemán, y 6 mese de crianza sobre lías.

Finalemente el tinto, La Florens, una Garnacha tinta de cepas muy viejas, con una crianza, en foudres de roble austro-hungaro, de 13 meses, previa fermentación en depósitos de cemento.

Terminada la cata, WineisVino tuvo la oportunidad de charlar un poco con él y con su responsable de prensa, Ruth Troyano, periodista especializada en enología, gastronomía, enoturismo, Redes sociales, comunicación, sommelier y escritora.

De esa conversación salió una entrevista a Josep, en la que pudimos profundizar un poco más en el origen, la motivación y el presente de una de las pequeñas bodegas que conforman el paisaje de la comarca del Priorat y las D.O. Montsant y Priorat.

Nos cuenta Josep que, a diferencia de muchos viticultores, a él la pasión por este mundo le llegó un día, sin previo aviso y transformo su vida y su realidad.

Josep es hijo de Barcelona, pero con raíces en la zona centro de Cataluña, en la zona popularmente conocida como Alta Segarra. Sus padres emigraron a Barcelona antes de que él naciera, pero sus recuerdos y vivencias de niñez siguen allí. Llegada la juventud, los estudios y la vida laboral lo separan definitivamente del pueblo y lo llevan a vivir y trabajar en la ciudad, hasta el día en que el mundo del vino le atrapa, le seduce y lo vincula nuevamente a esos recuerdos, olores y sensaciones de su niñez.
Es entonces cuando empieza a formarse, a asistir a cursos de enología, viajar para conocer bodegas y métodos, a hablar con los verdaderos maestros del vino, los agricultores que toda la vida lo han hecho y heredan la sabiduría de sus ancestros.

Durante esa época de aprendizaje, en una de sus visitas a bodegas y terroirs, Josep llega al Priorat, donde nuevamente queda seducido, esta vez por un terroir, por una manera singular de hacer vino. Nunca deja de visitarlo y se convierte en su refugio hasta que, en 2003, se lanza, compra una viña en Capçanes y elabora su primer vino.

Que Josep quedara prendido de esta tierra y decidiera empezar su aventura allí, no es casual. Es un enamorado de la Garnacha, una de las dos variedades reinas de la zona, junto a la Cariñena, o como ellos la llaman, Samsó. Este amor por esta variedad, junto a su decisión de elaborar vinos de Garnacha, el afecto de las gentes de la zona, las similitudes con la tierra de su niñez y la lucha romántica de la zona por conservar el cultivo de la vid, a pesar de lo difícil que es, decidieron a Josep definitivamente.
Desde hace algunos años, en el mundo de la viticultura especialmente, la agricultura ecológica y la biodinámica han cobrado mucha importancia. El caso de Josep es casi una obviedad. Un elaborador, para el que el vino es una experiencia vital, un modo de vida, una manera de interactuar y relacionarse con la naturaleza, una manera de ponerse a prueba mutuamente, de aprender continuamente de los errores y los éxitos, su manera de trabajar la tierra no puede ser otra que, la que la respete escrupulosamente. Por este motivo, las viñas de Josep se trabajan, dependiendo de cada finca, cada situación y muchas especifidades más, combinando técnicas orgánicas con biodinámicas, para obtener el mejor producto que esta tierra sea capaz de ofrecer.

No es de extrañar que, viendo cómo trabaja y mima sus vinos, cada vez que uno de sus vinos, cualquiera de ellos, es premiado con algún galardón, sale bien puntuado en una cata y cada vez que ve a un grupo de personas simplemente gozando con uno de sus vinos, sea la persona más feliz y orgullosa del mundo. Aunque, un poco disimuladamente, admite que tiene su preferido, La Florens, La Garnacha que ha perseguido desde el principio, desde que llego al Priorat convencido que allí podría elaborar un vino de altísimo nivel con su uva preferida.

Desde ese 2003, las cosas han Cambiado mucho, tanto para Josep, como para toda la zona. Se ha creado la D.O. Montsant, los vinos han evolucionado y la bodega de Josep ha crecido. En la actualidad cuenta con más de 36 Ha repartidas en 15 viñedos distintos, una bodega nueva, un equipo de 8 personas fijas y una facturación anual donde el 70% es extranjera y, sólo el 30%, corresponde a ventas dentro de España, principalmente en Cataluña. Sus principales mercados son los E.E.U.U y norte de Europa, donde el vino Español goza de muy buena salud y potencial para crecer.

En opinión de Josep, las bodegas de las D.O. Priorat y Montsant, al igual que las de la mayoría de zonas vinícolas de España, se encuentran en un buen momento, en un momento donde los vinos aquí producidos se valoran mucho fuera y cada vez un poco más en casa, aunque queda un largo camino por recorrer, queda ganar la batalla a las grandes productoras de vino, que acaparan expositores en tiendas, monopoliza las cartas de los restaurantes, estandarizan el producto, aunque, afortunadamente, el consumidor español cada vez es más exigente y conocedor de lo que consume y de lo que quiere, un consumidor que apuesta por los pequeños elaboradores con productos excepcionales y sin rival…
Estamos en la buena senda y no podemos desviarnos…

About the Author

WineisVino
www.wineisvino.com es una tienda online de vinos, licores, destilados y cervezas artesanas con un servicio y atención personalizados, y grandes precios

Se el primero en comentar en "Charla con J. Grau Viticultor"

Deja un comentario.