Codorníu descorcha la segunda añada de su obra magna, “Ars Collecta”

La colección de alto prestigio de la bodega se compone de cinco cavas, tres de ellos con distinción de Cava de Paraje Calificado y 457, el más valioso de la historia

Codorníu presenta la segunda añada de ArsCollecta, su colección de cavas de alto prestigio, un proyecto que la empresa elaboradora de cava más antigua de España estrenó el año pasado y para el que se necesita más de una década de gestación. La exclusiva colección se compone del emblemático Jaume Codorníu; de tres cavas de Paraje Calificado – La Fideuera, El Tros Nou y La Pleta-; y del 457, un exquisito coupage de los tres parajes calificados, que toma el nombre del número de vendimias que Codorníu llevaba en 2008, desde 1551.

La nueva añada de Ars Collecta sale al mercado antes de lo previsto, tras la exitosa rotura de stock de todas las existencias que salieron a la venta el noviembre pasado. Además, este año Ars Collecta se estrena con la prestigiosa calificación de “Cava de Paraje Calificado” que lucen los tres monovarietales La Pleta, El Tros Nou y La Fideuera.

Javier Pagès y Mar Raventós, director general y presidenta del Grup Codorníu Raventós, y Bruno Colomer enólogo de Codorníu.
Esta nueva calificación, otorgada por el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, es un distintivo exclusivo para aquellos cavas elaborados con uvas de un paraje determinado, cuyas condiciones edáficas y microclimáticas propias, junto con unos criterios de calidad en su producción y elaboración, han propiciado un cava de características singulares, y que solo poseen 15 cavas de todo el país, tres de ellos, los mencionados de Codorníu. Tres cavas con un envejecimiento de más de 90 meses que expresan la fuerza y la singularidad del suelo y del clima donde nacen.

Y es que, Ars Collecta es una colección ideada para dar forma a la propia historia de la casa. En su nombre se encierra la filosofía de Codorníu, porque Ars Collectahace referencia al “arte de la recolección” y a la “colección de arte”. Este ambicioso proyecto se originó hace más de 10 años cuando Javier Pagés, director general del grupo Codorníu Raventós, y el equipo de enología llevaron a cabo una exhaustiva clasificación de viñedos dentro de las más de 3.000 hectáreas que posee el grupo, identificando algunos de cualidades extraordinarios.

En palabras de Pagés, “la colección Ars Collecta ha marcado un punto de inflexión en nuestra historia, y nos ayuda a romper el mito  de que solo hacen máxima calidad las bodegas pequeñas, y que aquellas de dimensiones mayores somos todas iguales”.

Cavas únicos de tres tierras excepcionales

La cuna de esta colección es el Celler Jaume, ubicado dentro de las mismas Cavas Codorníu y  donde además de elaborarse los cavas Ars Collecta, se llevan a cabo las investigaciones del enólogo de Codorníu, Bruno Colomer y su equipo. El Celler Jaume se rehabilitó en la zona donde Josep Raventós elaboró sus primeras botellas de espumoso mediante el método tradicional en 1872. De este modo se recuperó un lugar emblemático de Codorníu al que bautizaron con el nombre del fundador de la empresa familiar más antigua del país: Jaume.

La colección Ars Collecta se abre por tanto con Jaume Codorníu, un gran reserva emblema de la casa, homenaje a su origen, de edición limitada, y con un selecto coupage que nace de la estricta selección de los viñedos más antiguos y de las mejores uvas de parajes calificados: Pinot Noir, Chardonnay y Xarel·lo Con este cava, de edición limitada y con botellas numeradas, la bodega rememora la herencia de una tradición iniciada hace más de 450 años. Se presenta ahora, la añada 2012, con un envejecimiento de más de 40 meses. Un cava perfecto para pescados y mariscos sin condimentar, pero también para aves, e incluso setas y algunos platos de carne.

La Pleta es una pequeña parcela de Chardonnay a 286 metros de altitud, orientada al sudoeste, en uno de los mejores terrenos de la zona del Segrià. La vid está plantada sobre suelos francos, arcillosos, poco profundos, con muy poca materia orgánica. La añada que se presenta es la del 2009; ese verano en Costers del Segre tuvo días moderadamente calurosos y noches no tan frescas, combinación que concluyó en una vendimia temprana, pero con una producción que auguraba un buen potencial de envejecimiento. El resultado, una añada de 1.400 botellas de cava muy limpio, brillante y fresco. Un cava que permite muy diversos maridajes, con mariscos, platos condimentados, arroces, carnes y estofados y también ahumados.

La Fideuera es una pequeña joya escondida en el Alt Penedès donde el Xarel·lo muestra toda su expresividad, acidez y elegancia. Las cepas de más de 25 años están en plena madurez y sus raíces se hallan profundamente unidas a este suelo calizo y noble que aporta estructura y riqueza a este gran cava. En esta ocasión, la añada de 2009 consiguió su óptima maduración a mediados de agosto, y el resultado son 300 unidades de cava intenso, con volumen, estructurado y con buen equilibrio. Este cava, que ofrece matices organolépticos que van más allá del espectro que nos ofrecen otros cavas, permite maridajes variados (marisco, caldereta, pescados de roca, carne condimentada, estofados…).

El Tros Nou es una viña singular de Pinot Noir ubicada en una de las zonas más frías de la D.O. Cava: la Serralada de Prades. Su particularidad más destacada son sus suelos de “licorella” que otorgan al Pinot Noir un toque mineral muy característico. La añada del 2009 se caracterizó por un invierno lluvioso, una primavera moderadamente húmeda y un verano suave en su inicio, y con un final muy caluroso. Aún así, y gracias a la privilegiada ubicación, exposición y antigüedad del viñedo, la uva Pinot Noir que llegó a la bodega gestó 1.200 botellas de cava que tiene una compleja combinación entre elegancia y frescor y, sobre todo, un enorme potencial de envejecimiento. Un cava que puede armonizarse con frutos del mar (gambas, cigalas, vieiras, percebes), pescados con salsas suaves y preparados en crudo (sashimi, sushi, carpaccio o tartar), bacalao, rape, todo tipo de arroces, carnes poco condimentadas y ahumados.

A la colección Ars Collecta se suma el exclusivo coupage de las tres fincas, un sublime 457, la joya de la corona y el cava más caro de la historia, puesto que su precio ronda los 175€. Representa todo el saber enológico de la bodega, un homenaje al número de cosechas realizadas a lo largo de su historia. En la añada de 2008 el 457 ha sumado un Pinot Noir con magnífica madurez fenólica y excelente potencial; un Xarel·lo procedente del Penedès con una amplia riqueza gustativa y aromática; y un Chardonnay de Costers del Segre que ofrece su máxima expresión después de madurar despacio con temperaturas diurnas suaves y frescas por la noche, las tres variedades procedentes de los tres Parajes Calificados de Codorníu. La cúspide del cava.

Un proyecto de éxito transversal del grupo Codorníu Raventós

La colección de prestigio Ars Collectaforma parte de un proyecto transversal de empresa que se está llevando a cabo en todas las bodegas del grupo Codorníu Raventós. En palabras de Javier Pagés: “esta es nuestra apuesta firme por el valor, el origen y la tierra. Somos conscientes de la alta exigencia que nos supone mantener esta gran calidad consistentemente a lo largo de los años, requiere que volquemos todos nuestros esfuerzos en sacar lo mejor de nuestros viñedos propios, manteniendo un inmenso respeto por la tierra y que invirtamos solo en sacar los mejores vinos posibles de cada grano de uva”

Se el primero en comentar en "Codorníu descorcha la segunda añada de su obra magna, “Ars Collecta”"

Deja un comentario.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*