El vino viaja en globo

Unas bodegas valencianas ofrecen una ruta aérea sobre sus viñedos por 198 euros .

Empieza por el cielo el espectacular recorrido dedicado a los amantes del vino y de la naturaleza, que se consolida como la primera apuesta en la Comunitat Valenciana: el programa “Vuelo sobre Viñedos” de Bodegas Vicente Gandía, en el complejo enoturístico Finca Hoya de Cadenas (Utiel), se configura como una experiencia sensacional en el ámbito del ecoturismo.
Los protagonistas de la oferta de esta empresa vinícola, sita a una hora de Valencia, son sin duda la naturaleza, el vino y su cultura y, por supuesto, un servicio de viajes en globo que ofrece un paseo aéreo por las más de 2.000 hectáreas de viñedo de la finca.A esta ya bastante peculiar experiencia se añade la posibilidad de degustar una copa de cava Hoya de Cadenas Brut Nature a 900 metros de altitud, lo que permite una absoluta visibilidad del paisaje, gracias también al hecho de que el vuelo en globo empieza al amanecer.
Esto invita a disfrutar también de las alturas, por lo que el recorrido parece estar indicado hasta para quien tiene miedo a volar: “Aunque el globo, con poco peso, pueda subir a 2.000 metros con una velocidad ideal de 20 o 25 km por hora, lo normal es que se quede a 1.000 metros, según lo que dictan las corrientes”, asegura el piloto del globo.
Estas condiciones, junto con el buen clima, hacen gozar de una experiencia muy placentera: “Lo que la gente se espera es que haya subidas y bajadas, pero es todo muy suave y la sensación es muy relajada, como si se estuviera flotando en el aire”, explica el piloto del globo.
El coste total del programa es de 198 euros por persona. Se añaden a la ruta en globo un almuerzo típico en el patio de la casa solariega de finales del siglo XVIII y la degustación de tres vinos de la bodega, además de la posibilidad de conocer todo el proceso del vino.
Como explica a LAS PROVINCIAS Javier Gandía, director corporativo y de marketing, “la gente que elige una experiencia de este tipo es de edad superior a los 30 años, con poder adquisitivo medio-alto y con ganas de viajar. La oferta propone fusionar vino y ocio con objeto de potenciar un modelo de turismo familiar, en auge en España”.Con un total de 9.600 visitas en 2008, la Finca Hoya de Cadenas quiere mantener la misma cifra por este año. Javier Gandía explica: “Aunque la hostelería está en crisis, seguiremos invirtiendo en personal muy calificado y, sobre todo, en el vino”. Hay que recordar que el mercado principal de esta empresa vinícola valenciana se compone de un 75% de exportación al extranjero, de lo cual el 65% se queda en Europa y el restante se dirige a países como Estados Unidos, Canadá, Japón y algunas regiones de África.

Se el primero en comentar en "El vino viaja en globo"

Deja un comentario.