Este es el vino español de ‘brick’ que consumen las élites de Corea del Norte

Cartones a 70 céntimos y botellas a un euro en el supermercado en España son los vinos elegidos por las élites de Pyongyang para sus fiestas. Bodegas Isidro Milagro es el productor

 

Las celebraciones en Pyongyang se riegan con vino español. No con botellas de Vega Sicilia o Contino, sino más bien con ‘bricks’ de Los Candiles, a 70 céntimos el litro en el supermercado de su barrio. Ese es el vino con el que la nomenklatura norcoreana se remoja el gaznate, un producto de lujo que los periodistas desplazados estos días al país han podido degustar en uno de los restaurantes del régimen.

“Hasta donde sabemos, no hay ninguna otra bodega española que tenga vinos en Corea del Norte”, afirma Santiago González, director comercial de Bodegas Isidro Milagro, productora de Los Candiles. Sin embargo, descubrir que su vino de gama más baja se sirve en las mesas más pudientes de Pyongyang le coge a pie cambiado. “Tenemos constancia de que en Corea del Norte se consumen botellas de Altas Cumbres, que es un vino embotellado de una calidad un poco superior, entre 90 céntimos y un euro la botella el precio de exportación. Pero nunca hemos vendido Los Candiles. Esos cartones tienen que haber entrado a través de China, quién sabe si hasta ilegalmente”, explica González.

Ver imagen en Twitter

Isidro Milagro vendió en 2016 un total de 720 bricks de Los Candiles a su cliente en China, de los cuales, a la vista de los hechos, un número indeterminado se coló en Corea del Norte a través de la amplia frontera que une ambos países. “En 2015 vendimos 20.000 cartones, pero el que han ofrecido en esa cena no puede ser de esos porque este vino no está pensado para durar tanto”, barrunta el director comercial.

La afición de Kim Jong-il por el lujo y los manjares más exquisitos fue célebre, pero a su hijo Kim Jong-un se le conocen menos suntuosidades. ¿Decantará el joven dictador de Corea del Norte vino español de ‘brick’ en una fina copa de cristal? “No lo creo, supongo que tendrá su propia bodega de grandes vinos. Los nuestros los reservarán para los suboficiales”, comenta jocoso el responsable de la firma española, con sede en Alfaro (La Rioja). En realidad, para González ver sus vinos en Corea del Norte no es más que “una anécdota”. “Nadie puede estar orgulloso de que su vino sea el que se consume en una dictadura como esta. Para nosotros es una curiosidad que, además, escapa a nuestro control”, subraya.

“Nadie puede estar orgulloso de que su vino sea el que se consume en Corea del Norte. Para nosotros es una curiosidad”, afirma la bodega española

En efecto, el responsable de llevar botellas de Altas Cumbres a Pyongyang no es directamente Isidro Milagro, sino su cliente surcoreano, la distribuidora Petite Liquor. “Nosotros nunca hemos hecho una visita comercial a Corea del Norte ni tratado con ningún oficial de ese pais”, aclara González. Bodega e importador se conocieron en 2014 en la feria ProWein de Alemania y la relación fructificó. “Estaban en busca de un perfil de vino afrutado, semidulce con mosto, fácil de beber, y les encajó el nuestro. En una reunión nos informaron de que parte de los palés que nos compran se mandan a Corea del Norte, pero no tenemos mucha más información. Una vez vendido el producto, ellos ya tienen libertad para hacer con él lo que consideren”, explica el director comercial.

Isidro Milagro, con sede en La Rioja, es la única bodega española que introduce vino en Corea del Norte. (Bodegas Isidro Milagro)
Isidro Milagro, con sede en La Rioja, es la única bodega española que introduce vino en Corea del Norte. (Bodegas Isidro Milagro)

Igual que ocurre en China, el mercado coreano demanda vinos dulces al paladar, lo que descarta la mayoría de vinos de alta gama. Su centenario gusto por el soju, un destilado de arroz al que suelen añadirse esencias frutales, hace que los vinos maduros no sean tan apreciados. Cuestión de gustos y, por supuesto, de precios. En uno de los países más miserables del planeta, con una hambruna crónica que dura ya más de veinte años, poder gastar un euro en una botella de vino es un capricho al alcance de muy pocos bolsillos. En concreto, de los bolsillos de militares de alto rango y la plutocracia asentada en Pyongyang.

Isidro Milagro vendió 45.000 botellas de vino Altas Cumbres a su cliente coreano en 2016. (Bodegas Isidro Milagro)
Isidro Milagro vendió 45.000 botellas de vino Altas Cumbres a su cliente coreano en 2016. (Bodegas Isidro Milagro)

Esa realidad no impide que el vino de mesa español esté entrando fuerte en Corea, al menos en el Sur. En 2015, Petite Liquor importó 22.000 botellas de Altas Cumbres, y en 2016 duplicó la cantidad hasta las 45.000 unidades. Nada que ver con los millones de botellas que Isidro Milagro exporta a Europa y Estados Unidos, pero es un dato por sí relevante. “Entendemos que cada vez llega más vino nuestro a Corea del Norte, aunque Petite Liquor nos reconoció que ese país no ve con buenos ojos la entrada de vino en el país”, indica González.

Tal vez Pyongyang no quiera que sus disciplinada sociedad se embriague de uva española (en este caso manchega, ya que Los Candiles y Altas Cumbres se embotellan en Manzanares, Ciudad Real), pero sí parece tener ciertos planes surrealistas para nuestros caldos más populares. Según el diario Choson Sinbo, en una noticia que traduce Vinorama, científicos norcoreanos han encontrado una relación directa entre la ingesta diaria de vino y el desarrollo de mejores capacidades físicas y mentales, como la percepción, la intuición y el liderazgo.

Científicos norcoreanos aseguran que el vino español potencia las cualidades físicas y mentales de sus soldados. (EFE)
Científicos norcoreanos aseguran que el vino español potencia las cualidades físicas y mentales de sus soldados. (EFE)

En unas pruebas realizadas durante meses con un escuadrón del ejército norcoreano, los médicos comprobaron que las habilidades de los soldados que combinaban el vino tinto con ciertos medicamentos experimentales destacaban por encima del resto. Y no vale cualquier vino: debe ser vino tinto elaborado en España, ya que han comprobado que mantiene unas cualidades óptimas durante su fermentación. La noticia también adelanta que Kim Jong-un ha sido informado de los resultados y ha dado su visto bueno para el uso de vino español como alimento estratégico para su ejército.

 

Autor: AUTOR

DAVID BRUNAT
Fuente: http://www.elconfidencial.com/mundo/2017-04-19/corea-norte-vino-espanol-las-cumbres-kim-jong-un_1368909/

Se el primero en comentar en "Este es el vino español de ‘brick’ que consumen las élites de Corea del Norte"

Deja un comentario.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*