La Casa de la Seda, vino icónico de Bodegas Murviedro, ha sido reconocido Mejor Vino Revelación del 2018 en los Premios Verema

El tinto La Casa de la Seda es un vino de parcela cuyas uvas de Bobal proceden de la finca El Ardal, en Requena.

Bodegas Murviedro adquirió y rescató este viñedo casi centenario, plantado en 1923, cuando estaba a punto de ser arrancado por su exigua producción, pero de racimos muy concentrados.

Este auténtico patrimonio enológico se trabaja con métodos de viticultura ecológica y biodinámica de manera artesanal.


Esta primera añada de 2016 fue criada en tres tipos de depósitos tradicionales, que lo afinan sin enmascarar su fruta y su terruño. El vino reposa casi a partes iguales en un fudre de roble francés, en tinaja de barro de 37 arrobas de capacidad y en un depósito de hormigón de forma ovoide, en la misma Bodega Histórica de Murviedro en el casco antiguo de La Villa de Requena, lugar donde también se producía y urdía el valioso hilo de seda natural, en cuyos tejidos se inspira su etiqueta.


La Casa de la Seda de 2016 tiene un precioso color púrpura, propio de la Bobal. Domina su aroma varietal a frutas negras y a frutillos silvestres, con recuerdos a plantas aromáticas, violetas y especias como el azafrán. En el paladar es de cuerpo medio, amable, con taninos sedosos, un punto goloso, con presencia de fruta madura, equilibrado con su excelente acidez, sensación fresca y mineral. No es de extrañar la gran aceptación que ha tenido por el consumidor entendido.


En los Premios Verema 2018 han participado 11.600 personas, que han votado a los vinos que más les han gustado, a los personajes del mundo del vino, bodegas y entidades que, en cada una de sus especialidades, han destacado durante este año


El Premio Mejor Vino Revelación de 2018 será entregado el jueves 21 de febrero a las 19:00 horas en el Hotel Balneario Las Arenas durante la celebración de la Experiencia Verema 2019 en Valencia.