la pinot noir

Es originaria de Borgoña. Es una de las cepas que integran la mezcla de la mayoría de los champañas franceses. También se la considera una de las variedades más selectas a nivel mundial para la elaboración de vinos varietales.

Es una variedad que no se adapta fácilmente a cualquier región, requiere de un clima frío para lograr buenos resultados. Las principales regiones y países productores de esta variedad son: Francia, Alemania, Sonoma Country en California, Australia y Sudáfrica.

Se hace con esta vid un vino muy fino. Se caracteriza por su estructura taninosa baja, de cuerpo medio despertando sensaciones refinadas y sutiles en boca. Pinot Noir produce un vino extremadamente suave, fresco y frutado, de un muy buen bouquet, con una acidez que lo hace bastante vivo y persistente al paladar, sin ser agresivo.
En nariz, los tintos de Pinot Noir pueden alcanzar la excelencia aromática (cereza, cassis, fresa, frambuesa, violeta, cuero de Rusia, regaliz que evolucionan a un delicado aroma con el envejecimiento) y admiten una buena crianza.

Los aromas característicos de este vino son a frutas rojas y negras como cereza, moras, frambuesa, ciruela, canela, coco, pasto, entre los más destacados. Los aromas primarios están determinados por las grosellas negras, las trufas y el pasto. También se destacan notas florales como por ejemplo rosas.
A la vista, es un vino que tiene una luminosidad especial, recuerda a un rojo teja más opaco que brillante, al contrario de los vinos franceses de Pinot Noir que se caracterizan por tener un brillo bastante más luminoso.

Su color varía según su edad: de un rojo, rubí o violeta cuando es joven, a un anaranjado ocre, después de 8 a 10 años de guarda, manteniendo una capa media.
En boca poseen baja cantidad de taninos y acidez lo que hace que se pueda apreciar con mayor nitidez la presencia de sabores a frutilla, arándanos, ciruelas cerezas, rosas, anís y cuero.
La uva pinot noir es una de las ‘grandes’ del mundo vinícola. Materia prima única de los tintos de Borgoña, su fama la precede y los enólogos de medio mundo intentan domar su carácter arisco y su frágil delicadeza para extraer de ella todo su potencial. Aquí en España nunca han gozado de gran predicamento los vinos elaborados con pinot noir, tal vez por ser un país donde los paladares están menos entrenados en la sutileza que en la contundencia

Se el primero en comentar en "la pinot noir"

Deja un comentario.