los efectos nocivos del cambio climatico

me parece un tema muy interesante pero creo que por ahora todo son conjeturas…

Los efectos nocivos del cambio climático han comenzado a sentirse en aspectos no tan evidentes como el retroceso de los glaciares pero también están dejándose notar en el mundo de la viticultura.
Vino con más graduación, vendimias antes de tiempo, más plagas en la vid y caldos con menos ácidos y más difíciles de conservar, son algunas de las consecuencias que el cambio climático está produciendo en la industria del vino, y de las que se hablará en II Conferencia Cambio Climático y Vino 2008.
Pancho Campo, presidente de la Academia del Vino de España desde hace tres años impulsa una campaña de concientización sobre este tema a través de la cual, asegura que la mayor radiación solar aumenta la graduación alcohólica de los vinos porque se acumula mayor cantidad de azúcar en las uvas; baja la acidez porque el calor disminuye el ácido tartárico, sube el PH y aumenta el potasio en las uvas, algo que hace que el vino resulte menos fresco, más empalagoso y tenga mayor riesgo de contaminación microbiana.
También, remarca Campos, el fenómeno ha generado el adelantamiento de la vendimia, la disminución del agua disponible para el riego de las vides, mayor riesgo de proliferación de plagas y, también, que la piel de las uvas se seque antes de tiempo por la proliferación de radiaciones ultravioleta tipo B, lo que le confiere al vino sabores indeseados.
En la Argentina, los expertos consultados relativizan el problema a nivel local y consideran que nuestro país cuenta con un contexto ambiental distinto. Luis Kulichevsky, ingeniero agrónomo de la Estación Experimental Agropecuaria San Juan del INTA, explicó que “en los últimos años, a nivel cultivo, no hemos percibido incrementos de acidez o azúcar en las uvas”.
“Es técnicamente correcto señalar estas bruscas transformaciones climáticas como factores que inciden sobre la calidad de la cosecha y por ende, en el resultado final de la producción de los vinos”, asegura el enólogo Rodolfo Montenegro, de la bodega Zuccardi.
Y sostiene que aquí no se ha observado adelantamiento o retraso en la madurez de la uva. “Si la temperatura del planeta va a subir 3ºC en las próximas décadas, debemos evaluar ya cuáles son las variedades de uva que resultará más conveniente cosechar por su mejor adaptación a climas más cálidos”, aconsejó Carlos Tizio, de Bodegas de Argentina.
Mientras tanto, aquí todavía es posible degustar un delicado Syrah sin experimentar el desasosiego que produce escuchar las certeras y amargas predicciones ambientales de Gore o Campo. Porque, como intuyó el poeta, “la vida sin vino es como es”.

Se el primero en comentar en "los efectos nocivos del cambio climatico"

Deja un comentario.