RENACER EN FINCA ALBRET, VENDIMIA MANUAL NOCTURNA

29 Agosto 2019.  El viñedo de Finca Albret vive el renacer de un nuevo ciclo.

Esta campaña se caracteriza por una menor producción debida al largo período de sequía. En contrapartida, la escasez de lluvias garantiza que no se produzcan enfermedades que afecten a las cepas. Por lo tanto, en esta campaña 2019, se puede hablar de uvas en excelente estado de salud y con gran expresividad aromática.

La madrugada del 29 de Agosto ha marcado un nuevo comienzo en el viñedo San Nicolás de uvas Chardonnay de Finca Albret. Entre viñas y estrellas, han vuelto a centellear las luces frontales de los vendimiadores, que recogen a mano, uno a uno con sumo cuidado, los racimos de uvas Chardonnay. Dentro de unos meses, en la primavera del año que viene, estas mismas uvas se habrán convertido en el vino Albret El Alba Chardonnay 2019.

Hace ya alrededor de 15 años que la bodega navarra decidió vendimiar de noche y a mano el viñedo San Nicolás, con el fin de proteger las delicadas uvas de las altas temperaturas del día, en una búsqueda de la máxima calidad posible de sus vinos.

Durante unas pocas noches de verano, los vendimiadores trabajan con la única luz de sus linternas frontales, cortando a mano los racimos y depositándolos con cuidado en pequeñas cajas de 10 Kilos. Mientras tanto, un tractor realiza viaje tras viaje a la bodega durante toda la noche, para asegurar que las uvas llegan rápidamente a la cámara de frío, donde pasan por un proceso de crioextracción: Se congelan solamente sus hollejos con el fin de romper las paredes celulares y obtener la máxima expresión aromática.

Después, las uvas pasan por una estrecha selección en las mesas vibratorias para eliminar restos verdes y asegurar que Albret El Alba Chardonnay expresa sólo y únicamente la personalidad de las mejores uvas de su viñedo.

Esta apuesta por la calidad da sus frutos, como avalan los numerosos premios recibidos por este blanco especial de Albret. Por nombrar sólo algunos ejemplos, medallas de oro del concurso Berliner Wein Trophy, la elección como “Mejor Blanco con Madera de Navarra”, 90 puntos Guía Peñín y Decanter World Wine Awards.