SEDELLA 2008

Objetivo:
El objetivo es elaborar vino con el máximo respeto a la tierra, al clima, al paisaje y a las personas que lo rodean. Esto es comunicar a través de un alimento y ésta es su meta primordial.
Sedella no es un vino más, es un clima, un paisaje, una tierra, una gente, una añada, en definitiva una expresión de un entorno en una botella que habla a través de la variedad y del terruño; esto es lo mágico del vino, no sucede con otros alimentos y nos permite imaginar un paisaje desde nuestra casa.

Viñedo:
Paraje “Las Viñuelas de Sedella”, plantado en pie bajo sin orden en 1940 con las variedades autóctonas Romé tinta, Garnacha tinta y cepas sueltas de otras variedades locales.

Suelo:
El suelo es de pizarra laminada de orografía tipo desfiladero. Esquistos grises muy erosionados con bajo contenido orgánico; extremadamente suelto y rocoso, el agua se infiltra rápidamente desde la superficie. Los viñedos se ven obligados a desarrollar raíces muy profundas para alcanzar las fuentes de humedad.

Clima 2008:
La añada 2008 en Sedella se carcterizó por un invierno seco y frío seguido de una primavera muy lluviosa que proporcionó gran cantidad de vegetación. El verano, más frío de lo normal, dilató la maduración de las uvas hasta finales de septiembre por lo que la maduración de las mismas fue excepcional. El otoño posterior a la vendimia fué muy abundante en lluvias.

Viticultura:
Viticultura tradicional de mínima intervención, utilizando técnicas ancestrales de cultivo, arado romano tirado por bestia y arado manual en las zonas con mayores pendientes, (donde el animal no puede hacerlo). Cultivo ecológico certificado, abonados a base de estiércoles de cabra y oveja de ganaderías cercanas y extractos de ortiga, canela, acacia para el control de enfermedades. Vendimia manual con bajos rendimientos. Los trabajos de viñedo los ejecutan Rafael y Antonio, viticultores experiementados y amantes de su tierra.

Enólogo:
Lauren Rosillo
http://www.linkedin.com/

Vinificación:
Selección manual de la uva con fermentación en pequeño tanque de acero inoxidable con sus levaduras autóctonas.

Analítica:
Grado: 13.46% vol.; Acidez tartárica (g/l): 6.1; pH: 3.48; Acidez volátil (g/l): 0.55;

Crianza:
16 meses en barricas nuevas de roble francés Vosges y Nevers.

Embotellado:
En mayo de 2010. Salida al mercado en abril de 2011.

Nº total de botellas:
1800 botellas bordelesas (0,75 l) y 25 magnum (1,5 l).

Notas de la cata:
Fase visual:
Brillante y limpio, de intensidad alta. Color púrpura intenso con ribete azulado. Lagrima coloreada, abundante y densa.

Fase olfativa:
Los aromas recuerdan al entorno, con notas yodadas, salinas y de monte mediterráneo, fresco y frutal con notas de grosella y zarzamora. Muy complejo y elegante. Los aromas procedentes de la madera recuerdan al cedro, con toques especiados (alcaravea y clavo) y anisados del roble francés nuevo. Ligeras notas de tostados y vainilla.

Fase gustativa:

En boca es sedoso, con recorrido suave y aterciopelado, sin aristas. Acidez equilibrada con alcohol de forma que el volumen que presenta es muy grande. Final largo con postgusto distinguido y elegante. En retronasal aparecen de nuevo las notas frescas de monte mediterráneo.

Maridaje:

Quesos de curación media de oveja o cabra: manchego, majonero, torta del casar… Marida bien con pescados horneados y acompañados en su guarnición de frutos secos, tales como rape, lenguado, rodaballo o besugo.
Respecto a las carnes, marida con carnes rojas, solomillo de ternera y carne de cordero y cabrito, como el choto al vino típico de la Axarquía. Con carnes blancas secas tales como las pechugas de pavo o pollo capón ejerce la función de lubricar el paladar y se convierte en un maridaje muy interesante.

Se el primero en comentar en "SEDELLA 2008"

Deja un comentario.