Seguimos bebiéndonos el verano… Ahora con La Niña de mis Ojos y Alma Bohemia, el lado más informal de Altanza

Altanza (Fuenmayor. La Rioja. www.altanza.com) nació hace más de 20 años especializándose en reservas y grandes reservas 100% tempranillo, pero a lo largo del tiempo han incorporado crianzas, blancos aromáticos y semidulces, rosados y también jereces. Pero ahora, en pleno verano, nos bebemos su lado más fresco…

Los amantes del vino blanco disfrutarán con La Niña de mis Ojos, un semidulce amable y seductor. Elaborado con sauvignon blanc y verdejo, destaca por su frescura, convirtiéndose en un must de estas fechas. Quienes prefieran el rosado, Alma Bohemia será todo un descubrimiento. Es el lado bohemio de Altanza, una forma de pensar libre, vanguardista y alejada de lo convencional, un coupage de tempranillo y viura, afrutado y muy fresco.

Otro acierto son tanto Altanza Blanco como Altanza Rosado, perfectos para el aperitivo o a cualquier hora, que destacan por su frescura, equilibrio y toque afrutado, creando una sinfonía que conquista a todos. ¿Prefieres tinto? Edulis es el más internacional, de entrada amable, con sabores frutales y reminiscencias de especias y sotobosque. Todos ellos pueden adquirirse a través de su web –www.altanza.com– y en tiendas especializadas. Y quienes además de brindar con sus vinos quieran descubrir cómo los elaboran, nada como una escapada a La Rioja Alta con su divertida propuesta enoturística (https://bodegasaltanza.com/es/content/22-visitas).