Si se es hippy, goloso, la reina de la casa, sea como sea, Hispanobodegas tiene un vino para cada perfilEl grupo Hispanobodegas personaliza cada uno de sus vinos para facilitar, estas Navidades, la elección de los mismos a sus clientes. ¿Y cómo lo ha hecho? Pues muy fácil. Ha estudiado las características de cada uno de sus vinos de las tres Denominaciones de Origen en la que está presente: Rioja, Ribera del Duero y Rueda, y les ha dotado de una personalidad. Reconocerse en cada una de las personalidades que ofrecen sus vinos forma parte de un juego divertido qué incluso ayudará a decidir la compra del vino que puede acompañar los eventos en estos días de fiesta. Hay que olvidarse de buscar por internet listas de vinos con puntos, o los más vendidos, y echar un vistazo a las siguientes propuestas.

Si se es más de tintos: Valdelacierva Garnacha, ese instinto que se tiene para transmitir las características de una uva como la garnacha. Ruda pero a la vez fácil de trato, especial, única. Es un vino que descodifica lo estándar y que se mueve con soltura entre aromas a terruño y la suavidad y delicadeza que le aporta la madera. Valdelacierva Maceración Carbónica: El goloso. Explosión de fruta y total “golosura” del conjunto. Un lujo de juventud con exquisita personalidad. Un vino que hará recordar las “chuches”, la piruleta. Es redondo y se lleva muy bien con sus compañeros de mesas. Divertido en todas las ocasiones. Valdelacierva crianza: El dandy. Una concepción moderna y, atrevida, en la crianza de un vino, sin perder los orígenes de la tradición secular de La Rioja. Un vino dinámico que no dejara indiferente a nadie. Destaca por su elegancia, refinamiento y domina a la perfección la variedad reina de Rioja, la Tempranillo. Conoce los códigos de Rioja, sus buenas prácticas. No es extravagante, no sigue tendencias, las crea. Anier Vendimia Seleccionada: La reina. Contundente y amable. Marca tendencias basadas en su personalidad, diferente a lo establecido como norma. Nunca pasa desapercibido. Una doble personalidad que juega con sus letras para pasar desapercibido como la Reina de las mejores ocasiones y compañía. Edición limitada de un complejo y potente vino donde la fruta y la madera juegan su papel. 12 Linajes Reserva: El gentelman. Un vino para las damas y caballeros del siglo XXI, que saben apreciar lo mejor, cultivar la tradición y rodearse solo de lo más auténtico, un vino que forma parte de una gran leyenda, la leyenda de los 12 Linajes. Nada de “postureo” es para disfrutar y quedar a lo grande sin renunciar a la nobleza del vino. 12 Linajes Crianza: El sabio. Habilidad de conjugar lo clásico con lo moderno, para llegar a los paladares exquisitos que demanden un excepcional Ribera del Duero. ¡Maravilloso! La personalidad del vino hace ser los “sabios”, los más listos de la clase, del trabajo, del equipo por eso este crianza no deja indiferente a nadie.

Si se es más de blancos y rosados: GarciGrande verdejo: La niña bonita. Elegante y resultón. No importa el ambiente, se adapta a cualquier situación y época del año. Joven, fresco, con un toque maravilloso de pillería sana. ¡Encantador! 12 Linajes verdejo: El hippy. Descarado y armonioso. Exultante en su juventud. Carismático y personal. Aires de libertad floral y frutal. ¡Huracán! Valdelacierva Rosé: El rebelde. Por su color, su frescura, por ser un joven. Por darle igual vestir un rosa, siendo chico. Lo lleva bien, con estilo y personalidad. Perfumado de elegantes y complejos aromas a frutas: a melocotón a fresa. Atractivo, armonioso. Todo un ejemplo de juventud. GarciGrande Sauvignon Blanc: El romántico. Amabilidad y ternura en sus notas organolépticas. Sol y mares tranquilos. Ocio y relax. Invitación al amor. Anier Vendimia Seleccionada Verdejo: El profesor. Serio y reposado, pero sin olvidar nunca sus orígenes. Fresco, vivo, aromático, cálido y untuoso. Un gran vino.

Visitar www.hispanobodegas.com y seguro que se encuentra el vino que va con cada personalidad.