“VADO DE LA REINA” EL PRIMER MONOVARIETAL DE GARNACHAS VIEJAS DE LA BODEGA

Vado de la Reina es el resultado de un exhaustivo trabajo en el viñedo, fiel reflejo de la filosofía de la Bodega cuya máxima es la calidad de la uva y el cuidado constante de los vinos.

Una Edición Limitada de 3.996 botellas, cuya primera añada, la 2017, trasmite la personalidad de una Tierra, la pasión y la esencia del saber hacer. Es el regalo de las cepas de más de 80 años, donde crecen las mejores Garnachas. Viñedos de Badarán, Pagos estrictamente seleccionados; de baja producción, acogidos a la nueva figura de Rioja, “Viñedo Singular”, y que se encuentran ubicados a 645 metros de altitud.


La especial situación de los viñedos, su antigüedad, carga limitada, vigor y desarrollo de las Garnachas del Alto Najerilla, en pleno corazón de Rioja Alta, hacen que Vado de la Reina sea un vino donde las características de la Variedad y el Terroir priman por encima de todo.

El clima de influencia atlántica, con inviernos fríos, veranos cálidos y otoños largos y suaves, provoca una maduración lenta perfecta para lograr las cualidades que buscamos en la uva y que confieren a este vino equilibrio y elegancia.

Los suelos, en su mayoría arcillo calcáreos y arcillo ferrosos, tienen una composición equilibrada, ligeramente alcalina, rica en materia orgánica, y con moderada disponibilidad hídrica durante el verano.

Vado de la Reina aúna carácter, cuidado y respeto por la Tierra que lo vio nacer, características que, junto con el saber hacer en Bodega, le otorgan sus señas de identidad; armonía y el perfecto ensamblaje entre fruta y roble. Un vino que rinde especial homenaje a las mujeres de la familia Moreno, siendo su primer monovarietal en vino tinto.

Ficha técnica:

Composición Varietal:100% Garnacha de cepas de más de 80 años.

Viñedo: 2,9487 hectáreas de viñedos propios acogidos a la nueva Figura de Rioja “Viñedo Singular”, situados en el término municipal de Badarán (Pagos de La Laguna, Badrán y Aladrero), a una altitud media de 645 metros.

Detalles Técnicos: La uva se recolectó de forma manual a mediados de octubre tras un  seguimiento exhaustivo de la maduración. Se despalilló al 75% y fermentó a temperatura controlada durante 12 días para extraer el máximo potencial de la variedad y el terruño.

Crianza: 7 meses en barricas nuevas de roble francés.

Nota de cata: La tonalidad de este vino, violeta brillante de intensidad media, muestra la tipicidad de las garnachas de altura.

La nariz destaca por su intensidad aromática.

Grosellas, fresas y frambuesas silvestres en perfecto equilibrio con los aromas procedentes del roble francés, que respeta la variedad envolviéndola sutilmente con suaves torrefactos.

En boca, presenta una enorme explosión frutal, siendo un vino untuoso y denso, muy elegante en su recorrido, y con un magnifico final.

En conjunto,  es un vino que muestra con orgullo el carácter de las garnachas viejas de Badarán, la tipicidad del terruño, y la sutileza del roble. 

Vol. Alc.: 14,5 grados

Imagen: La representación de su etiqueta es una cepa original del viñedo donde nace este vino.  Nos muestra su porte vigoroso y distinguido.

Nota del editor:

Bodegas David Moreno elabora desde hace más de 37 años vinos con identidad propia que muestran la tipicidad de esta zona de Rioja, el Alto Najerilla, cuyos viñedos en altura y cepas viejas, aportan a sus vinos personalidad, calidad y respeto al Terroir. En este proyecto familiar conjugan a la perfección la tradición de la primera generación (David Moreno) y la innovación encabezada por la segunda (Gemma y Paula Moreno).